AUTOSUFICIENCIA PRÁCTICA

El imperante modus vivendi en aras de un supuesto “estado del bienestar”, lleva tiempo mostrando su lado más oscuro: desconexión de los propios ciclos vitales y del propio cuerpo, individualismo exacerbado, dependencia total de las empresas fabricantes de productos, comidas tóxicas, supeditación a un sistema sanitario secuestrado por la avidez de beneficios económicos, pérdida de conocimientos útiles, desconexión de la naturaleza, falta de respeto por la vida, etc… en definitiva: deshumanización, desconexión e infantilización.

Comprarlo todo alimenta un ciclo interminable de satisfacción inmediata que caduca en escasos momentos y cada vez necesita más.

En cambio, participar en algo que creas por ti mism@ (sea una huerta, cocinar, tejer, ayudar a la comunidad, preparar remedios naturales, hacer bricolaje, etc…) es transformador. Alimenta tu autoestima, incrementa tu madurez y puede incluso cambiar el sentido de tu vida.

No será posible salir totalmente de este sistema omnipresente que nos arrolla, pero hay muchos pasos que podemos dar para liberarnos, al menos un poquito.

Desde Dulce Revolución ofrecemos algunas propuestas para que las pongas en práctica si te es posible.

 

ALIMENTACIÓN

BOTIQUÍN

HUERTO