MOTIVOS

1 - LA VOLUNTAD  

de recuperar los conocimientos populares de curación con métodos naturales que las generaciones precedentes utilitzaron, y que estamos perdiendo por falta de una administración que quiera promocionarlas.

2 - RESPONDER 

con hechos a la falta de ética de algunas multinacionales a las que no interesa que los avances farmacéuticos erradiquen completamente ciertas enfermedades, y que dirigen la investigación a cronificar la enfermedad en lugar de curarla.

Podéis leer la entrevista al Premio Nobel de Medicina Richard J. Roberts: http://joseppamies.wordpress.com/2009/05/23/el-farmaco-que-cura-del-todo-no-es-rentable/.

RICHARD J ROBERTS NOBEL DE MEDICINA

Ninguno de nuestros gobernantes se ha movido a raíz de la denuncia de tales prácticas contrarias a la ética y a la humanidad.

3 - CONTRIBUIR 

en la medida posible a evitar el colapso financiero del sistema sanitario público, provocado por el parasitismo económico y especulativo de las grandes multinacionales productoras de medicamentos. La introducción de terapias alternativas y complementarias permitiría racionalizar el uso de los medicamentos para los casos necesarios.