CURCUMA FORTE (60 cápsulas) Ver más grande

CURCUMA FORTE (60 cápsulas)

CMP000069

Nuevo

+ Piperina y Jengibre

La Curcumina, compuesto responsable de su color amarillo, convierte a la Cúrcuma en un potente antiinflamatorio natural, eficaz para el tratamiento de la inflamación y el dolor provocados por la artritis, los problemas reumáticos y las dolencias respiratorias que conducen a inflamaciones como el asma bronquial. También es un potente antioxidante.
Suprime la liberación de los mediadores inflamatorios y estimula la producción de cortisona de las glándulas adrenales.
Además, no provoca los efectos secundarios de los antiinflamatorios sintéticos, ya que no produce irritación gástrica ni afecta al sistema nervioso central.

Más detalles

18,00 € impuestos incl.

Más información

Hay numerosos estudios científicos que afirman sus beneficios para cáncer. La Pimienta Negra contiene Piperina. Esta sustancia ha demostrado tener efectos sedativos ante el dolor, actuando sobre los receptores del cuerpo que responden a contrarrestar el dolor, además de permitir una mejor absorción de la Curcumina.
* Evitar su uso mujeres embarazadas y en lactancia y personas con problemas de vesícula biliar.

Modo Empleo :

Tomar de 1 a 2 cápsulas al día con la comida o según recomendación profesional.

Ingredientes :

Ingredientes por dosis diaria (2 cápsulas):

  • Cúrcuma e.s. (95% curcumina) 1.000 mg
  • Cúrcuma polvo 160 mg
  • Jengibre e.s. (10:1, 5% gingeroles) 100 mg
  • Antiaglomerantes (estearato de magnesio y dióxido de silicio)
  • Piper nigrum e.s. (95% piperina) 6 mg
  • Cápsula vegetal

Contenido : 

  • 60 cápsulas de 767 mg
  • Peso neto: 46,02 g

Reseñas

No hay reseñas de clientes en este momento.

Escriba una reseña

CURCUMA FORTE (60 cápsulas)

CURCUMA FORTE (60 cápsulas)

+ Piperina y Jengibre

La Curcumina, compuesto responsable de su color amarillo, convierte a la Cúrcuma en un potente antiinflamatorio natural, eficaz para el tratamiento de la inflamación y el dolor provocados por la artritis, los problemas reumáticos y las dolencias respiratorias que conducen a inflamaciones como el asma bronquial. También es un potente antioxidante.
Suprime la liberación de los mediadores inflamatorios y estimula la producción de cortisona de las glándulas adrenales.
Además, no provoca los efectos secundarios de los antiinflamatorios sintéticos, ya que no produce irritación gástrica ni afecta al sistema nervioso central.