CURACIÓN OJOS GATOS – MMS – WISCONSIN EEUU

- 17 Febrero 2021 -

Mi nombre es Miguel Francisco, tengo 53 años (febrero 2021), nací en Milwukee (Wisconsin –EEUU), aunque mi nacionalidad es española. Soy Licenciado en Bellas Artes, Animador Social y Arte terapeuta, entre otras cosas.

Al principio esto del MMS me parecía algo raro y no le presté atención, pero como escuchaba muchos comentarios positivos sobre ello, me decidí a investigarlo por mi cuenta y decidí comprar la sal (clorito de sodio) y el ácido clorhídrico (es más limpio químicamente que el ácido del limón).

Ante todo, quiero decir que, después de activar la sal con ácido, hay que apagar el ácido con bicarbonato sódico para que no haga daño a la garganta, lo segundo que diría es que puede ocurrir que se os suelte el vientre después de tomarlo y eso es porque limpia los intestinos de micro organismos que no nos benefician.

Lo primero que hice después de empezar a tomar MMS es cambiar mi alimentación a una alimentación más alcalina porque si mantenía una alimentación ácida se me seguía "soltando el vientre" con el MMS.

Yo tengo un gato al que he tratado los ojos con gotas de MMS, no le hace daño sino todo lo contrario (es muy importante apagar el ácido antes de echar las gotas para que no haga daño), antes le lloraban siempre los ojos y después de varias veces de ponerle gotas de MMS se le curaron.

Lo hago de la siguiente manera: pongo 3 gota de la sal (clorito sódico) en la proporción del 25-28% (diluida en agua) + 3 gota de ácido clorhídrico diluida en agua al 4%, espero 4 minutos, luego apago el ácido con bicarbonato sódico, añado agua hasta arriba (yo uso un vaso de 1/3) y con un dosificador le pongo una o dos gotas en cada ojo.

Tengo en la calle también cuatro gatos a los que cuido y cuando los veo con los ojos mal o con resfriado como no se dejan coger les mezclo MMS en el alimento y después de tomarlo dos o tres veces se ponen bien. Hay un gato que no se toma la comida porque huele el MMS, pero afortunadamente éste si se deja coger así que con una jeringuilla pequeña y con paciencia y hablándole con cariño le doy una dosis de MMS cuando está mal y en dos o tres días de "sesiones", se recupera.

Al principio la reacción que les da debe ser un poco desagradable por el sabor, pero al día siguiente se nota de manera clara una mejoría.

Yo suelo darles también para fortalecer su sistema inmune: tierra de diatomeas y probióticos, a veces también les doy polvos de vitamina C, pero el MMS es mi principal herramienta.

Curar por mí mismo a los gatos con estos productos me da una gran satisfacción y sobretodo, me ahorra mucho dinero y tiempo de ir al veterinario.

Miguel Francisco Serrano Martino

miguelserranomartino2@gmail.com

Milwukee (Wisconsin –EEUU)